La Vitamina D es una vitamina liposoluble que tiene grandes -y muy positivos- efectos en nuestra salud.

Apodada como ‘la vitamina del sol’, contribuye al buen funcionamiento de nuestro organismo e interviene en múltiples procesos relacionados con la mineralización de huesos, el metabolismo del calcio o un buen funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Hoy queremos hablarte sobre los beneficios de esta gran aliada de tu sistema inmunitario que hará que te sientas más saludable.

Te contamos las propiedades de la Vitamina D

¿Cómo ayuda a nuestro sistema inmune? 

La Vitamina D contribuye al buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario, ya que favorece una función defensiva correcta y organizada. Dispone de receptores específicos en algunas células de nuestro sistema inmune,  linfocitos T y macrófagos, siendo estas algunas de las células encargadas de la inmunidad celular de nuestro cuerpo. Esta vitamina juega un papel fundamental en el proceso de activación de los linfocitos T.

¿De qué forma contribuye al fortalecimiento de los huesos?  

Ejerce una función primordial a nivel óseo. La Vitamina D ayuda a regular la absorción y la correcta utilización del calcio y del fósforo por parte del organismo, siendo fundamental para el desarrollo correcto del tejido óseo así como para el control del tejido nervioso y muscular.

¿Cómo obtenemos la Vitamina D?

La vitamina D se obtiene principalmente de manera endógena, por acción de la radiación solar en nuestra piel. Sin embargo, pese a la importancia del sol para la síntesis de este nutriente, es recomendable limitar la exposición para reducir el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la piel.

También podemos obtenerla de manera exógena -exterior-, mediante una dieta rica en alimentos que contengan esta vitamina. Entre ellos encontramos el huevo, la leche y otros derivados lácteos, las ostras o pescados grasos como el salmón, el atún o la caballa.

En ambos casos, para que esta vitamina sea activa debe ser modificada en nuestro organismo, esto se produce en dos pasos: una primera transformación ocurre en el hígado y la segunda en nuestros riñones.

La cantidad recomendada de vitamina D que cada persona necesita depende de factores como: la edad, el sexo y el estado de salud. Así pues, en determinadas situaciones en las que tenemos un déficit de esta vitamina, podemos ayudarnos con una suplementación nutricional.

Vitamina D3 1000 UI 

En Botánicapharma contamos con el complemento Vitamina D3, que te invitamos a descubrir en tu farmacia de confianza. Te recomendamos combinar este complemento (un comprimido al día), con la exposición directa al sol, en horas de baja radiación.

Recuerda que en el menú de nuestra web, tienes disponible un localizador de farmacias que cuentan con nuestros productos. También te invitamos a que nos sigas en nuestras redes sociales (Instagram, Facebook), para estar al día de nuestras novedades y consejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *